• http://www.phaseone.com/es-es/Camera-Systems/645DFplus/Case-studies/Marc-Koegel.aspx
  • http://www.phaseone.com/es-es/Camera-Systems/645DFplus/Case-studies/Marc-Koegel.aspx
Marc Koegel
Volver a vista general
Volver a vista general

Puro blanco y negro

Marc Koegel es un hombre muy talentoso. Es conocido por sus fotografías de arquitectura y por sus desnudos en blanco y negro. Además, ha recibido numeroros premios y ha expuesto muchos de sus trabajos. Se dedica también a la educación de estudiantes de fotografía a través de diferentes workshops en Vancouver (Canadá) y es un bloguero prodigioso.

Aunque Marc ha mantenido una estrecha relación con la fotografía en blanco y negro desde que era un niño, se está pasando a la fotografía digital. Quiere crear un flujo de trabajo que combine los mejores elementos de la fotografía tradicional con las técnicas y procesos digitales.  Los respaldos digitales de Phase One le han ayudado a conseguirlo. Su primera experiencia con Phase One fue en 2006 cuando vio a alguien utilizar un P25 con una cámara Hasselblad. "Ni siquiera sabía que existían los sistemas de este tipo", comenta.

Más adelante, pudo probar el 945+ y el IQ160 en una sesión en Islandia. Marc se enamoró del IQ260 Achromatic cuando B3K se lo prestó para una sesión de dos días. "Quería quedármelo", explica.

La pasión y el control de todo el proceso definen la fotografía de Marc. Su pasión por la fotografía en blanco y negro nació en Alemania, cuando era tan solo un niño. Vivía en una casa con las paredes cubiertas de fotografías tamaño póster hechas y reveladas por su padre, aficionado a la fotografía. A los 12 años, su padre alimentó su pasión por este arte regalándole una cámara. Marc empezó a hacer retratos y a fotografiar las actuaciones de los amigos que tocaban en grupos de música. Mientras "descubría los secretos del cuarto oscuro", aprendió a ejercer control sobre todo el proceso fotográfico. "Lo que más me emocionaba era que podía hacer fotografías, revelarlas e imprimirlas en el mismo día. Todo estaba bajo mi control".

¿De dónde le viene la pasión por la fotografía en blanco y negro?

La afición se remonta a mi niñez. Entonces no podías montar un laboratorio de fotografía a color por ti mismo. Todas las fotografías se realizaban en blanco y negro, pero para mí eso no era ningún limite: me obligaba a explorar oportunidades y  me gustaba realizar el proceso entero yo solo. También me di cuenta de que no quería retratar la realidad. El blanco y negro, en cierta manera, resulta una abstracción de la realidad. No te deja ver las imágenes de la misma manera en que, normalmente, vemos el mundo. Con la fotografía en blanco y negro puedes convertir una escena ordinaria en algo artístico. Además, en el cuarto oscuro descubrí que podía revelar de maneras muy diferentes. A medida que mejoraban mis habilidades, empecé a superponer varios negativos en una sola imagen. La idea principal de trabajar con una imagen es convertirla en una expresión artística de quién eres, no limitarse a obtener imágenes realistas. Las fotografías en blanco y negro me permiten concentrarme en las formas, líneas y contrastes tonales simples. Siento que les doy un impulso creativo a mis fotografías.

¿Por qué te gusta el IQ260 Achromatic?

La gente te dirá que lo que importa es tu visión, no el equipo que utilices. Yo intento maximizarlo todo: si tienes la mejor visión, estás en la mejor localización y tienes la oportunidad de obtener una fotografía increíble, vas a querer contar con el mejor equipo. Me emocioné al escuchar que Phase One iba a sacar un respaldo digital pensado para fotografiar sólo en blanco y negro. Evidentemente, me permite realizar las mejores imágenes con mucha comodidad: no necesito montar en el sensor ningún tipo de filtro de color, no tengo que capturar las imágenes en color y pasarlas después a blanco y negro, etc. Básicamente, es como utilizar película en blanco y negro a la que puedes ponerle un filtro rojo, amarillo o verde y ver una diferencia inmediata. Este respaldo te permite ver prácticamente el resultado final que vas a obtener en cada fotografía. Suelo dedicar mucho tiempo a la postproducción pero, si puedo conseguir en localización una fotografía muy cercana al resultado final y que prácticamente no necesite edición, lo considero una gran ventaja. 

Me encanta su capacidad para fotografiar en el espectro infrorrojo e, incluso, ir más allá con sus filtros IR/UV. Esta posibilidad es un gran plus. 

Me encanta también la nitidez de las fotografías y su calidad que, claramente, supera los 60 megapixels. La profundidad de imagen y la definición en los detalles que he obtenido en mis impresiones de 4x6 pies son increíbles. Con mi cámara Cambo y el IQ260 Achromatic, puedo realizar panorámicas y otros movimientos conservando la calidad en las imágenes.

Aunque se recomienda utilizar el IQ260 Achromatic con exposiciones de 2 minutos, muchas veces he realizado exposiciones de 8 minutos sin perder calidad. Por eso, pienso utilizarlo en mi próximo proyecto con fotografías con exposiciones largas.

¿Qué te gusta más: ser fotógrafo o enseñar fotografía?

Diría que un 50-50.  No puedo enseñar e inspirar a mis estudiantes si no me emociona la fotografía. Para ser un buen profesor, necesito estar sobre el terreno y tener nuevas ideas. Además, si te centras en estar en el aula y no realizas sesiones fotográficas con cierta frecuencia, corres el riesgo de perder tu pasión. Quiero que mis estudiantes sepan que fotografío habitualmente. Cuanto más enseño, más ganas tengo de descubrir nuevos trucos que compartir con mis estudiantes. No me refiero sólo a los aspectos técnicos, también hablo de mi pasión por inspirarles. Me encanta que los estudiantes me enseñen imágenes capturadas por ellos mismos y que consiguen emocionarles. 

¿Qué consejo darías a los aspirantes a fotógrafo?

Creo que fue Gregory Heisler quien me dijo que "fotografiara lo que no pudiera evitar fotografiar". Para tener éxito, tienes que fotografiar aquello que más te atrae. Si no trabajas, al menos en parte, con lo que más te emociona, no vas a poder mantenerte. Debes ser persistente. Te esperan muchos años de trabajo duro. Sin embargo, si sabes lo que te espera, lo lograrás. Enseña tu trabajo. Participa en concursos de fotografía. Es genial que los expertos critiquen tu trabajo. Si ganas un concurso y/o tienes una reseña exitosa sobre una fotografía, puedes conseguir trabajos o incluso una exposición. A mí me ha pasado. También ayuda saber cómo hablar de tu fotografía. No te limites a compartir las imágenes. Tienes que contar las historias que se ocultan tras ellas y cómo las concebiste. Tienes que tener el equipo correcto para complementar tus habilidades y mostrar que vas en serio. Esto también puede ser una forma de diferenciarte.

Fotógrafo: Marc Koegel
Cámara: Phase One 645DF+
Respaldo digital: IQ260 Achromatic

Más información
Sistema de cámara Phase One
Serie de respaldos digitales IQ2
Solicite una demo

Más información sobre Marc Koegel
www.silverlandscapes.com
www.vancouverphotoworkshops.com

TODAS LAS IMÁGENES © Marc Koegel

Marc Koegel IQ260 Achromatic
Marc Koegel IQ260 Achromatic
facebook share Share on Facebook
     
GALLERY IMAGES
"This camera back gets you as close to getting it right in-camera as I’ve ever seen digital do."
M. Koegel
SÍGANOS PARA MANTENERSE INFORMADONOTICIAS, CONSEJOS, RESEÑAS Y GRANDES OFERTAS:
 
     
 Subscribe to newsletter >>